Skip to main content
(404) 600-1794 Parálisis

Abogado Especialista en Parálisis Provocada por Error en la Anestesia

Existen muchos tipos de anestesias: la local, que adormece un área pequeña; la regional, para áreas más grandes; y la general, que afecta a todo el cuerpo. Cada tipo de anestesia puede llevar implícitos riesgos y complicaciones diferentes, pero, adicionalmente, también existe el peligro de errores en la administración de estos medicamentos. La parálisis, tanto temporal como permanente, provocada por un error durante la anestesia, podría afectar la vida y el sustento del que la sufre.

La parálisis puede ser causada por una obstrucción en los nervios que unen el cerebro con los músculos afectados o, directamente, por una lesión cerebral. Ambas opciones pueden ocurrir por errores en la administración de la anestesia. El primero es más común y suele suceder durante procedimientos con anestesia local y regional. Mientras que cuando hay daño cerebral, casi siempre se está bajo los efectos de una anestesia general, momento en que el paciente está inconsciente y confiado en que el anestesiólogo y el equipo médico cuidan que la dosis que está recibiendo es correcta, y la oxigenación es suficiente. La hipoxia o privación de oxígeno, puede causar daño cerebral, lo que podría afectar la función motriz.

Parálisis por Daño Nervioso a Consecuencia de la Anestesia

La anestesia local es utilizada principalmente por los dentistas para adormecer un diente, también cuando un sanitario necesita restar sensibilidad en un área pequeña para aplicar puntos de sutura en una herida, y por cirujanos plásticos, en muchos procedimientos estéticos. Es administrada mediante pequeñas agujas hipodérmicas, siendo entonces cuando pudiera producirse una lesión nerviosa y parálisis. Un error en la colocación de la aguja podría dañar permanentemente un nervio y paralizar el músculo afectado.

La anestesia regional generalmente se administra en la columna vertebral. Un bloqueo epidural durante el parto constituye la anestesia de este tipo más común, eliminando el dolor, aunque no la consciencia, desde el torso medio hasta las extremidades inferiores. Dado que esta inyección se administra junto a la médula espinal, un error en su colocación pudiera dañar los nervios, lo que provocaría probablemente una parálisis temporal o permanente, dependiendo de qué tan afectado haya resultado el nervio.

Si usted ha sufrido una parálisis después de someterse a una anestesia local, regional o general, podría haber sido víctima de un error en la administración de la anestesia. Póngase en contacto con nuestro equipo en Moriarty Injury Lawyer / Abogado Especialista en Lesiones, donde analizaremos su caso. Nuestros expertos médicos y legales podrán ayudarle a recibir una compensación por las lesiones sufridas como consecuencia de una negligencia médica.

Do You Have a Case? Call Today For A FREE Consultation!

¿Tiene usted un caso?

Llame ahora mismo a Daniel Moriarty para analizar sus lesiones y determinar si tiene usted o no un caso.
(404) 600-1794

865 Greenwood Ave.
Atlanta, GA, 30306

750 Hammond Dr. NE
Bldg 8, Ste 300
Atlanta, GA, 30328


    (obligatorio)He leído la Política de Privacidad y de Exención de Responsabilidades